martes, 8 de marzo de 2016

Sobre nuestro viaje a Japón gracias a Silent Manga

¡Hola malditos nuestros!

Si nos habéis leído durante estos días atrás en nuestras redes, sabréis que hemos estado por tierras niponas gracias a estar entre las ganadoras del concurso Silent Manga.

Así que vamos a hacer un recopilatorio con las fotos que compartimos, añadir unas cuantas  nuevas, y extendernos un poco más hablando de este magnífico viaje. :D

Lo primero de todo: ¡el largo y lejano vuelo!

 ¡Comienza nuestro viaje a tierras japonesas! Tagearemos con ‪#‎XianJapan‬ durante todos estos días.

El viaje desde España son un montón de horas de vuelo y escalas (al menos hasta que empiecen los vuelos directos, que parece que serán posibles a finales del año), así que pasaréis un día entero prácticamente viajando para ir, y otro para volver. 
Dependiendo de las horas, tendréis que ir con cuidado y prisa para no perder ninguna de las escalas. Para la vuelta teníamos un tiempo más equilibrado (entre 3 horas para cada vuelo), pero en la ida tuvimos menos de 1 hora de parada, y entre indicaciones confusas para dar con el lugar y volver a pasar el control, por poquito nos quedamos sin llegar a tiempo.

 "Where is Wally?" XD

Importante:
 -Conservad euros tanto para la ida como la vuelta. Os harán falta por si necesitáis comprar algo de beber o comer. 
-Podéis cambiar de euros a yenes tanto desde España como en Japón. En España podéis contar con una casa de cambios o el banco, que dependiendo de cada cual, se llevará mayor o menor comisión. Y si podéis, hacedlo con bastante antelación, ya que puede requerir hasta una semana para conseguir la cantidad que queráis. 
-En Japón podéis cambiar desde el mismo aeropuerto, o incluso encontrar máquinas de cambio en los hoteles que os alojéis. También se cobrarán una comisión de mayor o menor valor. Pero lo importante es que conseguiréis yenes fácilmente si os quedáis sin ellos.
Suica, la tarjeta salvavidas

Al recogernos en el aeropuerto, lo primero que nos dieron fue una tarjeta SIM para el móvil, con la que no nos faltó internet (bendito sea), y una super práctica Suica: con esta tarjeta podéis pagar transporte y hacer algunas compras (no te dejan usarla en todas partes, al igual que la tarjeta de crédito), dependiendo de la cantidad de dinero que contenga. Es super práctica y muy útil para este tipo de viaje.
 El manga se respira en las calles: Felwyn junto a Snippy y Sayu.

Nada más salir del tren o el metro, os sentiréis rodeados de la esencia comiquera. Lo que aquí identificaríamos con una tienda o publicidad específicamente friki, allí representa todo: desde la cartelería que te indica los establecimientos, las indicaciones para el uso correcto o el comportamiento, los restaurantes, las tiendas... ¡todo decorado con personajes que las representan!



Es parte de su esencia cultural, con lo que posiblemente os sintáis en un bucle de felicidad al respecto, ya que todo lo que os gusta os rodeará de manera natural.



 ¡La iluminación de las calles son invasivas de una manera explosivamente emocionante! Quizás porque estamos tan acostumbradas a la sosez de nuestras calles, que allí todo nos pareció estéticamente impresionante, diseñado para atraer y gustar a todos los transeúntes. *___*=

Pukalince encontró rápidamente un bolso nuevo cuando se le rompió el suyo. :D



¡Sin saber ni papo de japonés entenderás perfectamente estas señales!


Las calles japonesas son increíblemente limpias. Curiosamente, en la calle no puedes fumar, pero en los restaurantes sigue pudiéndose fumar en el interior, ya sea en una zona dedicada a los fumadores, o porque estos mismos se apartan a las mesas más alejadas para no molestar.






 
Japón estará repleto de personas, pero raramente te tropezarás con ellas. Caminan ordenadamente, sin estorbarse, sin empujones, sin colarse. En los supermercados tienes un rincón donde llevar tu compra y guardarla sin tener que hacer esperar al resto de la cola. En los transportes públicos el silencio es obligatorio, por lo que como mucho escucharéis algún  susurro, estornudo...y veréis a gente leyendo novelas o mirando el móvil. Es muy agradable, especialmente para nosotras, que salimos poco de casa y nos estresan tantas voces y ruidos en los transportes públicos.

Botones de la felicidad 

Todas esas maravillas que cuentan de los aseos japoneses... son mega ciertas. En un servicio japonés, nunca te faltará el papel. Tendrás con qué limpiar aún más el impoluto vater. Encontrarás el que se levanta la tapadera sola, el que tira de la cisterna solo al despegar tu trasero del mismo... y calentito. ¡No sentiréis ese momento incómodo de helaros el pompis! Si necesitas concentrarte, podrás poner un sonido para que no te oigan, y podrás asear tus partes nobles y las que no lo son tanto con un chorro a presión de agua calentita (y que tú además decides cuánta presión ejercerá).
Especial mención si eres mujer y estás en esos días: te sentirás más higiénica que nunca gracias a esta maravilla.


 





Sobre la comida: no es lo mismo un restaurante japonés de España que uno de Japón. Los sabores cambian considerablemente y encontraréis pescados que no se sirven en nuestro país. Todas las comidas se acompañan con té o zumos (y agua para los que no tomen ni una cosa ni la otra). Seguramente unos platos se os resistan más que otros, todo dependerá de vuestro paladar.

¡Una cosa que echamos en falta es no encontrar ningún tipo de bebida con cacao!  OAO
Nosotras, adictas al Nesquik, no encontrar un mísero batido de chocolate fue algo durillo. Eso sí, leche de plátano, fresa, sopas, café y mil cosas más no os faltarán.

Por lo demás, encontraréis montonazos de dulces, super bien envueltos y presentados, y de los más variopintos. En cualquier tienda. En las de manga encontraréis dulces con dibujitos super cuquis y muy variados. ¡Así da gusto comprar!


Y después de toda esta parte informativa básica...¡pasamos a resumir nuestra experiencia como ganadoras en el concurso!

 Junto a los editores Mayu y Andy de Silent Manga Audition y con las chachis EroPinku y Saga Kuroi antes de la ceremonia.

Decir que eramos un puñao es poco: vinieron ganadores de todas partes: de Ucrania, Vietnam, Francia, Brasil... nos entendíamos en nuestros respectivos idiomas y hablando inglés como buenamente podíamos. Aunque eramos tantos que de forma normal acabamos haciendo pequeños grupos entre nosotros, pero siempre dedicábamos unos momentos a otros para conocernos, conocer el trabajo de cada uno y dedicarnos sonrisas.

Los editores eran muy amables y atentos, no les faltaban sonrisas y te repetían lo que hiciera falta si había algo que no entendíamos. ¡Divina paciencia la suya, llevándonos a todos y procurando que no nos perdiéramos, ni nos distrajéramos más de la cuenta! XD

El día clave en Tokyo fue la ceremonia de los premios, que empezó llevándonos a las oficinas para una serie de charlas, entre ellas un ex editor de la revista Jump, y una clase ¡con nada más y nada menos que Hojo-sensei! El editor Taiyo fue traduciendo cada una de las explicaciones para todos los que estábamos presentes, dándole mucho énfasis a cada parte.


 OMG OMG OMG!!!! 
¡¡¡¡Es Tsukasa Hojo, autor de City Hunter!!!! OoO= 

 La clase de Hojo-sensei nos tiene apasionados a todos.

Es difícil expresar la satisfacción de que un maestro te hable sobre la importancia de la narrativa de las páginas. Si alguna vez habéis asistido a alguno de nuestros talleres, las bases que nos enseñó son las mismas: sobre el sentido de lectura, la importancia de las viñetas y su direccionalidad, el énfasis que hay que dar...después de una explicación bocetada, fue impactante ver cómo sobre unas fotocopias de sus páginas completas iba señalando y mostrando toda su explicación. ¡Nos apuntamos esto para futuras clases, Hojo-sensei!


Por el aniversario de City Hunter, se podían dejar las llamada tablillas Ema para dejar tus buenos deseos.

Una vez terminada la clase y haber realizado unas cuantas preguntas al maestro, nos llevaron a un pequeño bar dedicado a la revista Zenon, donde relajarnos y hacer algo de tiempo.

 ¡¡Junto a Kenshirō!!

 Con nuestras identificaciones muy lindas para el charloteo con los autores y editores.

Allí nos dieron unas flores identificativas, con nuestros nombres escritos en japonés, muy cuquis ellas.





Y encontramos en las mesas de la terraza todas las obras de los ganadores que estábamos presentes. Estuvimos charlando y bicheando entre todos sobre las mismas. 

Después, tocó la ceremonia oficial, con el jurado y los editores. Se repartieron los títulos entre aplausos, se hicieron montones de fotos, y nos dejaron un tiempo para hablar con el jurado, dividiéndonos en varias mesas por las cuales íbamos rotando. Fue muy interesante, ya que recibimos opiniones tanto de artistas como editores, todos dando su punto de vista y valoración desde su posición de trabajo.


 Fotitos de todos los ganadores, editores y jurado de Silent Manga Audition

Hay que mencionar que son tan detallistas y cuidadosos que, pese a no poder asistir al viaje una de las ganadoras,  Inma Ruiz, le dedicaron unas palabras después de entregar todos los premios a los presentes. ¡Nos pareció una deferencia muy bonita! 

Con nuestro querido Toka- Antonio y el super majísimo artistazo Roberto.

Después de esto, tuvimos momentos de relax y tomando algunas bebidas (o refrescos, al gusto de cada cual). Aprovechando que teníamos tiempo libre, nos escaqueamos unos pocos por las calles con la guia de nuestro colega Antonio (alias Toka) para poder disfrutar de recreativas, especialmente de una que deseábamos catar:


  ¡Al fin hemos podido jugar a una recreativa de Taiko! 

¡Disfrute a golpetazos!

De este juego solo tuvimos la ocasión de disfrutarlo antiguamente para su versión importada de Play2, hace muchos años...la alegría de probar la máquina de verdad fue impagable. ¡Viva las recreativas japonesas! 


Al día siguiente, tocó una visita muy ansiada:

Con nuestro editor Andrew y las entradas para...
 ¡¡Museo Ghibliiiiii!! No se puede hacer fotos por dentro. 
Si venís a Japón, visitadlo ¡es maravilloso!

El museo es un lujazo visual e interactivo. Lleno de pequeños detalles que lo hacen único y muy especial. Si tenéis la ocasión de ir, hacedlo. Reservad entradas con antelación, y disfrutad de esta pequeña maravilla, gozosa para grandes y pequeños.

Otras pequeñas maravillas que encontramos de camino al museo.

 ¡Puka cargada de yaoiiiiiii!


Tienda de materiales de dibujo, manualidades y mil chupiguachis cosas.

El resto de la tarde se repartió en ir a tiendas para comprar material de dibujo y mangas a tutiplén. Es sorprendente cómo de grandes y repletas están las tiendas, ¡no faltaba de nada! Y te encontrabas con gente de todas las edades, dependientes muy atentos, todo cuidadosamente ordenado y presentado.

Nos pidieron más fotos de Japón...y aquí están. Es impresionante en tantos aspectos:
 
 Calles de Tokyo.
 ¡Hachiko!

 Amanecer desde el hotel en Tokyo.

Después de los días breves e intensos en Tokyo, tocó coger el Shinkansen hacia Kyoto.

 ¡El mítico monte Fuji!

 Viajando en el Shinkansen, destino Kyoto.

Con té verde fresquito... 

 .. .y obento de carneeee.

Tuvimos un Workshop, que fue una especie de clase dirigida, en la que participamos con varios alumnos de una escuela de arte de Kyoto. Fue muy interesante, ya que implicó participar en grupo y realizar una serie de manualidades que implicaban la ayuda mutua. Aún sin hablar el mismo idioma, se demostró que hablábamos un mismo lenguaje: el del manga.  


Y por ello, además de ser capaces de poner en pie a un hombrecillo de alambre, podíamos crear escenas reconocibles como:



Campeones - Captain Tsubasa

 Detective Conan - Metainte Conan

 SailorMoon

¡O un mítico Sentai!
 
En la reunión de ayer con estudiantes de Kyoto tocó dibujar samurais. :D 

Para finalizar, repartieron un Shikishi para cada uno, que es un soporte de papel especial para hacer dedicatorias y dibujos. Cada uno de los presentes dibujó algo con la temática samurai, teniendo para ello unas fotocopias de referencia, una armadura a tamaño real en la clase, y múltiples lápices y copics para dibujar.

 Este fue el resultado final del dibujo de Puka

Lo que queda por contar en general del resto del viaje en Kyoto es al más puro estilo turístico.


 La guia lleva una vara con un muñeco para que la sigamos...

...y nos han dado chapas para identificar el grupo.


Conocer más sobre la historia de Nobunaga:





Ver la réplica del estudio de Tetsuo Hara, dibujante de El puño de la Estrella del Norte.

  

 
Se nos permitió posar haciendo el ganso en la mesa. ;b

¡Pies hispanoparlantes unidos jamás serán vencidos!


Conocer la parte dedicada al concurso de Silent Manga: 

  
Los tomos recopilatorios publicados hasta el momento de Silent Manga: son una delicia de edición y un gustazo de leer. ¿No os gustaría verlos publicados en España? 
  
  

  
  ¡Sello de aprobación de nuestro editor Andrew y Pukalince!

¡Os deben sonar todas estas muestras de autores y ganadores españoles! ;D 
Pertenecientes a Eduard Balust y a Judit y Marta.


¡Y no podía faltar visitar el Museo del Manga de Kyoto!

  
Posando con la adorable mascota del museo, la única parte en la que daban permiso para hacerse fotos. XD


Visitar el palacio imperial:

¡Pase especial para poder hacer fotos!


  
Kinkakuji o Templo Dorado
  
  
¡Que no falten carpas enormes a las que alimentar!



¡Y después al Kiyomizu-dera!

En Japón no te rompen las entradas, así que es un recuerdo perfecto.


¡Pukalince con geishas que en realidad eran geishos!

Este cerezo es el más famoso del parque, pero en la época que hemos asistido luce solo en la imaginación...y aún así es enormemente espectacular. ¡Ojalá podamos ir a verlo en el futuro bien florido!

Esta orilla del río es famosa porque van todas las parejitas a sentarse y a hacerse sutiles mimitos.

Y después de los días intensivos de visitas...¡toca la cena de despedida!

 

Con camareros así de rebonicos estuvimos más que contentas y bien servidas. *3*

Aparte de bonitas palabras y comida en cantidad, no faltaron espectáculos, entre ellos:

Geishas y shamisen, la actuación más clásica.

Los hermanos Kuni-Ken, haciendo un uso inesperadamente impresionante del shamisen.


Y después de una magnífica actuación de violín y guitarra española que acompañaba a los vídeos que presentaban las obras que se llevaron el primer premio, salieron al escenario Snippy y Kalongzz , sus autoras, a ser homenajeadas. 

El resto de la cena fue recibir firmas de los maravillosos artistas, regalos y hacerse múltiples fotos.


Servidoras con los editores Taiyo y Mochida.


Y por último, quedó ir completando poco a poco esta hoja, donde todos los invitados fueron aportando su granito de arena para crear un recuerdo memorable.

Al día siguiente solo quedó el viaje hacia el aeropuerto, snif...

 
 ¡Toca volar de vuelta a casa! Volvemos sintiéndonos llenas de glamour y buenas expectativas de futuro!
Adióoooos Kyotoooo, adióooos Japónnnn ¡muchas gracias por esta experiencia inolvidable!


Nos llevamos de recuerdo muchas cosas, pero si nos limitamos a lo físico, tenemos que resaltar:

¡Estos regalitos de Sailormoon de parte de la editora Sayuri!

Agradecemos enormemente su paciencia con nuestro paupérrimo inglés y nuestra pachorra gaijina.

Los diplomas que nos certifican como The Master Class y la postal de recuerdo del Museo Ghibli.

Tenemos un diploma para cada una, hemos recibido un trato ideal y han insistido en que todos los ganadores tenemos que avanzar y prosperar, algo en lo que nos van a ayudar.

Sabemos que queréis más detalles sobre el aspecto editorial, aunque no podemos hablar mucho al respecto todavía...
 Pero diremos que ha sido un trato respetuoso, donde se han hablado de los fallos y de las virtudes de cada uno de los participantes, y de manera muy inspiradora.
El clásico y desolador  "los dibujantes japoneses para los japoneses y los de occidente para occidente", no es lo que resonó durante esos días entre los editores que se hicieron cargo de todos los invitados.
Los editores demostraron auténtico conocimiento e implicación en su sector, que es lo que muchas veces echamos en falta por tierras occidentales, y nos insuflaron la energía necesaria para seguir confiando en nuestras habilidades. Al fin y al cabo, Silent Manga rompe con todas las barreras clásicas y potencia la visibilidad de la creación de obras de cualquier nacionalidad, buscando remover los sentimientos y expresarlos de la manera más eficaz posible para llegar a todo el mundo.
El manga sigue siendo una parte de la industria del entretenimiento, pero lo es a base de llegar al corazón de las personas, lleno de potencial y magia. Estas palabras siguen resonando en nuestras mentes y cada vez con más fuerzas, gracias a esta grata experiencia, tanto a nivel del concurso como del viaje con el que nos deleitearon.
Si os vuelven a decir que lo de participar en concursos no vale la pena...por favor, recordad que no todos los concursos son iguales. Silent Manga, con tan estupendos editores y jurado ha marcado una diferencia bestial.
Japón es posible, que nos respeten y creemos obras con y para ellos es cada  vez más posible.

Así que, por nuestra parte, solo podemos invitaros a participar en el concurso, o como mínimo, que sigais los avances y progresos a través de la web de Silent Manga en

http://www.manga-audition.com

Y si queréis saber qué tienen que contar desde la propia web de nuestra estancia, la propia web irá actualizando sobre esta en

http://www.manga-audition.com/the-masterclass-2016-special/

Y ya, sin más dilación nos despedimos con un:

¡Participad en Silent Manga, malditos!


3 comentarios:

satsuki-sumeragi dijo...

Que envidia me habéis dado xD pero me alegro un montón por vosotras!! :D y ahora me muero de ganas de participar con una amiga *^*

Silvy dijo...

Wooo, menuda pasada!!! Ya tanto el viaje como la masterclass me da una envidia malsana que no me aguanto D: Muchas gracias por compartir la experiencia, los detalles, los consejos y las fotos, ha sido super interesante. Estaré atenta a más concursos, nunca se sabe cuando puede pasar algo así ^^
Un saludoooo =)

Casandra Valenz dijo...

Hooo! Que emocionantes momentos! Me ha dado un han gustó! Ya se merecían un gran descanso, y Apare estos son los bellos frutos de su trabajo! Son sin mas que decir fabulosas! Todo todo sin duda cada aire respidrado lleno de emociones niponas me lo transmitieron en su escrito que nos comparten... SU MALDITA ESTA FELIZ! ABRAZOS!!!! las admiro tanto! Mis mejores deseos n.n