jueves, 25 de abril de 2013

Saber hasta dónde tragar

¡Hola!

Sentimos no actualizar el blog tan a menudo como antes, pero como sabéis, estamos a tope con el curro para Francia y no nos da lugar a mucho, y teniendo en cuenta que aún no podemos mostraros nada... XD

Pero hay una entrada que os debíamos de hace tiempo y a la cual ya no queremos dejar pasar más. Porque sois muchos los que nos escribís consultándonos y preguntándonos sobre dificultades laborales editoriales. La mayoría siempre ha sido para aconsejar sobre cómo entrar y cómo deberíais comportaros, ser profesionales y comportaros maduramente, como hablamos en una anterior entrada este verano pasado, que os dejamos nuevamente al alcance,solo tenéis que pulsar en


Ahora toca reflexionar sobre hasta dónde tiene que aguantar uno cumplir sus obligaciones, si la otra parte, (en este caso la editorial y las personas al cargo), empiezan a no cumplir su parte, y entonces tienes que 

Saber hasta dónde tragar

Advertimos que si no trabajáis en el sector, esta entrada os puede interesar muy poco, y va a ser muy larga. Y sin dibujitos para ir haciéndola más amena, así que desde ya, felicidades a quienes  la lean al completo. XDDD

Vamos a hablar en base a nuestra propia experiencia, que seguramente sea similar a la de muchas más personas. Porque realmente, cuando se hace la vida imposible a un autor, no suele ser "mala suerte" o "es porque soy yo". Cuando se putea a una persona en una editorial, se suele repetir este patrón en otras tantas personas más. 
No es un consuelo, pero tenedlo en cuenta: es casi 95% seguro que lo que a ti te ocurre, le pase exactamente igual a tus compañeros.
 El que no lo digan, suele ser por miedo "si me quejo o digo algo me pueden despedir"  o por falta de confianza(y por tanto, miedo también) "si me quejo a mis compañeros y se chivan al jefe, me pueden despedir".
Ese 5% que se salva, sí que es muy afortunado, y posiblemente les sea más difícil o imposible comprender la situación del resto. Al fin y al cabo, ¿cómo vas a creer que X persona es un tirano si contigo nunca lo ha sido?

Pero no nos descentremos del tema. Vamos por puntos,para no perdernos, y que son a los que más os vais a enfrentar:

*RETRASOS

Y no porque vosotros os retraséis al dibujar las páginas, sino porque no os envíen guión o aprobaciones. Normalmente hay que dejar unos días para que os corrijan y validen las páginas. Pero, ¿qué ocurre cuando esas validaciones nunca llegan o cuando el guión que tenías que recibir para seguir trabajando no aparece? Porque normalmente hay unas fechas establecidas de entrega final, ¡y todo retraso te resta tiempo para cumplirlas! Que nadie os engañe: la parte más dura siempre es para los que tienen que dibujar,entintar,entramar o dar color a las páginas, el artista necesariamente requiere de más tiempo para poder ejecutar su trabajo. Y cuando se ve drásticamente reducido, las entregas se desajustan completamente. ¿Y qué puede ocurrir?

1.Que te den más tiempo, proporcional a su tardanza. Incluso a veces acompañado de disculpas. Esto es lo ideal y lo humanamente aceptable y respetable. O incluso si no es proporcional el tiempo, te dicen cuánto más pueden estirar, y nuevamente, se disculpan, porque saben que te han perjudicado. Pero normalmente ocurre lo siguiente:

2. Que se limpien las manos e igualmente te exijan tenerlo para la misma fecha. La mayoría de veces ni siquiera viene con una disculpa, sino con un reproche tipo "es tu problema".

¿Qué hacer en este caso?   
Revisar tu contrato. Normalmente en estos viene estipulado que, si el autor sufre retrasos será penalizado (normalmente con una reducción del sueldo, o puede que incluso el despido)...pero siempre y cuando el retraso no sea culpa de la editorial. 
Si la editorial/editor/guionista son quienes no cumplen, no pueden hacer nada al respecto. Además, normalmente vais a tener correos, con fechas y horas señaladas para demostrar que ha sido fallo suyo, y no vuestro.
Y hay contratos en que no viene nada de esto estipulado. En ese caso, como no habéis firmado nada al respecto, mucho menos tenéis por qué cumplirlo. Tenedlo en cuenta: toda cosa que no venga en el contrato, no se puede exigir, y en el momento en que se saltan alguna de sus condiciones, ese contrato se puede convertir en papel mojado.

Pero no es fácil, porque hay algo que suelen procurar:

*POR TU CULPA, TU CULPA, TU GRAN CULPA

Todo dibujante va a sufrir en sus carnes que le echen la culpa de todo el mal que puede acontecer a la editorial y a las personas implicadas en tu proyectos si tu, oh, gran egoísta, no haces lo que ellos consideras que debes, que es llegar a la fecha de entrega que ellos estipularon, aunque no hayan cumplido sus obligaciones para que tu llegues fácilmente a ellas. 
También pueden aventurarte los riesgos de que continúes trabajando para ellos si tú, quejica desalmado, no haces lo que te dicen:

Pueden reiterarte una y otra vez que ellos nunca te aprobaron X páginas, aunque tú conserves el susodicho correo donde te las aprobaban, y exigirte que las repitas de nuevo. 

Ah, y que ese error del guión que descubrieron meses después y tú no podías saber (estabas ocupado haciendo tu trabajo sin chistar), tienes que asumirlo, y por lo tanto repetir todas las páginas que se ven afectadas al respecto.

No importa que en la editorial descansen los fines de semana y se olviden completamente de ti, tu obligación es trabajar incansablemente día y mañana, sin festivos. Eso sí, ¡cuidate mucho de quejarte porque el jefe conteste otros correos a compañeros,o esté haciendo chorraditas por el facebook o twitter!

Eres novato, y por eso no entiendes lo complicado que es gestionar todo lo que implica a tu trabajo. Eres novato, y no estás en derecho a exigir, eres tú el que tienes que siempre aprender y amoldarte, nunca al revés. Aunque la parte "profesional" sea la que se comporte como un chiquillo quejica y que no sabe lo que está haciendo, eres tú quien debe amoldarse,no al revés.

No importa que ellos no contesten correos, pero tú, al minuto, debes dar señales. No importa que hagas 3 o 4 preguntas, y escojan al dedillo cuál responder (normalmente son ignoradas las que necesitas urgentemente de correcciones, y las asociadas a pagos). Los jefes tienen derecho a vida social, a jugar a jueguecitos de facebook/ teclear en twitter/etc, tienen otras obligaciones, familiares... pero tú no, tu obligación es para y por siempre, para lo que estás haciendo con ellos. Ah, y si se les pierde algunos de tus correos y tienes que reenviarles las cosas, es culpa tuya, no de ellos, que reciben miles de correos al día.

Oh,y esta parte es la más bonita. No has cobrado ni un euro aún, llevan meses de retraso, pero te van a exigir igualmente que entregues a tiempo, porque si no lo haces, nunca vas a cobrar, porque no has cumplido tu parte.

¿Os dais cuenta de toda esta retahíla a dónde nos lleva? Pues es corta. Hay muchas más formas que puede tener una editorial/editor de intentar hacer sentir que todos los problemas que hay con el proyecto, es culpa tuya, pero nunca de ellos.Y cuando estás ante semejante presión, sobre todo si eres novato, esto suele afectar mucho. Porque te lo acabas creyendo. Acabas creyendo que no tienes razón, que eres muy egoísta y una persona irresponsable, que no está cumpliendo con sus obligaciones, y que nunca más te van a querer contratar  si no eres capaz de hacer lo que te piden con tanta permisividad.Más en estos tiempos, que el trabajo es tan difícil de conseguir, y temes no volver a tener otra oportunidad.

Pues gente, lo que nunca vais a tener la oportunidad es de respetaros si os dejáis machacar. Aunque tú cumplas tu parte (aún habiendo fallado ellos en todo), eso no te asegura de que sigas pudiendo trabajar con ellos, ni que cobres.  Lo decimos desde nuestra experiencia con nuestra primera trilogía para Francia. Ni cobramos el último capítulo, ni de las licencias, ni volvimos a tener trabajo con ellos. De hecho, para no pagar a la gente que le debían dinero, contrataron a autores nuevos. No contestaban ni teléfonos, ni emails. Rechazaron proyectos con excusas,porque en realidad estaban planeando cortar el grifo desde el principio (a nosotras, y a todos los autores que estaban en la misma situación). 
En otras editoriales, ha pasado que nosotras hemos cobrado, pero los demás autores no. Editoriales que han cerrado y han sido denunciadas por ello. Ejemplares que nunca han llegado a nuestras manos aunque fuera su obligación.

Por esto y muchas más cosas, no debéis asumir que toda la culpa es vuestra, porque no es verdad. Por eso, hay una serie de reglas que deberíais aplicaros a rajatabla por respeto a vosotros mismos:

- NO COBRO, NO ENTREGO

Para los pagos que se efectúan una vez terminado el trabajo (esto es muy difícil, pero para los que os deben pagar cada X meses o entregas y de cómo acordéis las facturas) es factible. ¡No dejéis de trabajar, porque se os acumulará el trabajo si llega a salir! Pero en el momento en que el retraso supere el mes, mes y algo (tiempo muy de sobra para tener razones para quejaros) tras el tiempo estipulado de espera tras la facturación,  señalad mediante un correo que no pensáis enviar nada más hasta que cobréis. Y establecemos este tiempo tan largo si nunca antes se ha producido semejante espera, porque si es reiterativo, con un par de semanas o menos podéis cortar el grifo.
Una técnica para los que supuestamente cobráis a la entrega, es enviar las páginas a baja resolución, de forma que vean que están terminadas, pero que no van a recibirlas en el tamaño adecuado para imprenta hasta que no cobréis.  Lo ideal para esto es que lo establecierais así de primeras en el contrato. Pero si por las circunstancias teméis no recibir vuestro pago, es una buena forma de aseguraros recibirlo.

¿Que puede pasar que no os paguen y no os publiquen? Pues no penséis que es por vuestra culpa, que es lo que van a procurar haceros sentir. Una editorial/editor auténticamente interesado, no os haría sentir esto. Pagaría y publicaría la obra. El que deja la obra y vuestro esfuerzo tirado, es porque así lo ha querido.

- NO COBRO Y NO ME APRUEBAN: ME BUSCO OTRO TRABAJO

 Te echarán en cara que te estés dedicando a otra cosa que no sea a lo suyo. Pero la realidad es que tienes que vivir. Si ellos no te lo están permitiendo por irresponsables, hay que buscarse la vida. Y si eso supone dejar más de lado un trabajo por otro (que ni siquiera es abandonarlo), es lo que toca.
Servidoras no trabajaban en 3 proyectos a la vez por amor al arte y a la mesa de dibujo, lo sentimos si os decepcionamos por ello. Vosotros tampoco deberíais hacerlo. A no ser que tengáis facturas que pagar. Y a veces, ni de esta forma llegas a pagarlas, imaginaos.

- NO COBRO Y SE ESTÁ VENDIENDO MI TRABAJO: DENUNCIA TU SITUACIÓN

Tu tomo/libro/lo que sea está en la calle, lo están vendiendo, y tu aún no has visto tu pago. Quien avisa no es traidor. Y una vez que algo está en la calle, tú deberías tenerlo cobrado. Pongamos 3 meses de margen: si a esa altura no has cobrado, advierte a quien corresponda que tomarás medidas:
 Habla con otros compañeros de la editorial o autores que puedan sufrir tu misma situación. 
Hay asociaciones de dibujantes a las que acudir. 
Si tu jefe no te paga, intenta contactar con otra parte de la empresa para hacerle saber el problema (tu editor no suele ser el jefazo supremo, sobretodo si es un trabajo para otra persona, tipo empresa de juegos, merchandising, etc).
 Y si no te queda más remedio y ves que en tu vida te van a pagar lo que te corresponde, al menos la red es lo ideal para hacerlo saber, siempre con un lenguaje adecuado: "Fulanito el de los Palotes no ha pagado mi trabajo". La imagen es algo importante, y como muchos callan por miedo o respeto, siguen siendo los mismos quienes reciben los palos, y no los que deben. Así que, ya no solo por ti, sino por los que puedan venir detrás, para prevenirles, estará bien que expliques lo que has pasado. Son muchas las personas que han contado sus penurias editoriales y laborales por la red. Y que nadie os haga pensar que con esa actitud, que nunca más os contratarán: lo que está claro,es que si lo vales, procurarán no jugártela viendo que no te dejas hacer. Quizás nunca cobres lo que te deben, pero qué menos que no te resignes a ello desde un oscuro agujero y sin decir nada.

- AHÍ TE QUEDAS

No hay trabajo que valga la pena si tu salud mental y física se la lleva por delante, si ves que no tira para adelante, ni para atrás. A veces hay que plantearse abandonar un trabajo porque no das a basto con ello, o porque te trae más amargura que placer.
En el caso de que sea un trabajo en el que ya hayas cobrado, lo más que puede pasar es que tengas que devolver el dinero (dependiendo también de lo que hayas entregado o no del trabajo), aunque también puedes recurrir a ir mucho más calmado para terminarlo, pues pocas editoriales querrán, después de haberte pagado, dejar el proyecto abandonado. Preferirán que tardes la vida pero puedan acabar publicándolo, a lo contrario.

 Si es un trabajo en el que no has visto ni un céntimo aún, en el mismo instante en que tú desees, se convertirá en papel mojado,y lo podrás anular. Por muchas pegas que te pongan. Por mucho que te digan que tienes que firmar la fórmula A38 y todo lo que se les ocurra para complicarte tu "abandono".  Pero si no has recibido nada, no tienes por qué dar nada. Ni siquiera aunque te hayan promocionado por las redes u otros medios. Qué decir de las obras que no se han anunciado, que ni siquiera pueden agarrarse a ello...

Hay quien dice que abandonar es un fracaso. Pero abandonar algo que no te trae nada bueno, es en realidad una victoria. Porque te permite entrar por otras puertas a las que no has podido acudir, se abren nuevas posibilidades, y sobretodo, se abre de nuevo las fuerzas y ganas de intentarlo.

 Si la editorial/editor es una persona madura y consecuente, no debería trabar su puerta para que, más adelante, puedas volver a ella. Pero si lo hace, simplemente, será mejor para ti, pues su actitud ya habla por si sola.

Y creemos que básicamente, y de manera resumida (quién lo diría con lo largo que es XD), esto es todo. Nada que en fondo no sepáis, estamos seguras. Pero a veces se necesita oírlo de boca de otras personas para dar ese paso. Nosotras mismas hemos preguntado y consultado a los compañeros de profesión para saber si estamos siguiendo el camino correcto, hemos aprendido a base de palos, de experiencias que no desearíamos a nadie, de decepciones que no esperábamos pasar... pero que gracias a ellas, ahora estamos más preparadas. Ya no nos da miedo luchar por nuestros derechos, negociar contratos, exigir responsabilidades tanto como se nos exige a nosotras. Ya  no creemos que la mejor respuesta sea "no abandones, hazlo como sea" si con ello te abandonas y arriesgas a ti mismo.

Quizás esta entrada no sea la mejor del mundo, pero confiamos en que os guíe un poco y os de más seguridad, a todos los que estáis enfrentándoos a alguna de las cosas que hemos mencionado.

¡Besotes y gracias por leernos!









14 comentarios:

Ero-Pinku dijo...

Una entrada fabulosa y muy útil ' v ' b ¡Gracias por compartirla con todos!
Más sabiendo lo muuuuucho que pasa esto hoy en día, por desgracia.
Yo estoy en dos casos de los que mencionais *risas* con personas diferentes, así que el panorama está un poco... ' 3 ' ;; Y hay que tomar cartas en el asunto u_u ;;

No tenía idea de lo de Francia T_T Lo lamento =__= hay cada caradura suelto... Espero que no os vuelva a pasar ' ^ '...

¡Ánimo con todo! *las apuxurra*
(ɔ ˘⌣˘)˘⌣˘ c)❤

Lehanan dijo...

Joder, macho, pese a mi poca experiencia, me atrevo a decir que el 75% de las cosas de aquí me han pasado.

"Cuando se putea a una persona en una editorial, se suele repetir este patrón en otras tantas personas más." <<< SALVO cuando hay tratos privilegiados con otros autores por X razones (amiguitos sobre todo).

"Ah, y que ese error del guión que descubrieron meses después y tú no podías saber (estabas ocupado haciendo tu trabajo sin chistar), tienes que asumirlo, y por lo tanto repetir todas las páginas que se ven afectadas al respecto." <<< Vivido en primera persona. Primer punto para agotar paciencia.

"Novatoooos, novatoooos", la gran excusa para triturarte, estrujarte y culparte siempre de todo. Lo peor es que hasta simplemente haciendo portaditas tú tienes la culpa de que la empresa vaya mal porque UNA JODIDA VEZ EN DOS AÑOS, te retrasaste. Y todo esto sin contratos.

"Los jefes tienen derecho a vida social, a jugar a jueguecitos de facebook/ teclear en twitter/etc, tienen otras obligaciones, familiares... pero tú no, tu obligación es para y por siempre, para lo que estás haciendo con ellos. Ah, y si se les pierde algunos de tus correos y tienes que reenviarles las cosas, es culpa tuya, no de ellos, que reciben miles de correos al día." <<<< Qué me vais a decir...

"NO COBRO Y NO ME APRUEBAN: ME BUSCO OTRO TRABAJO

Te echarán en cara que te estés dedicando a otra cosa que no sea a lo suyo. Pero la realidad es que tienes que vivir." <<< En nuestro caso, fue todo lo contrario. La editorial nos dijo descaradamente que nos buscásemos otro trabajo, que no había prisa para sacar nuestra obra, bla bla bla... o sea, que nosotras nos lo tomamos en serio y ellos en coña XD Nos "obligaban" a tener otros trabajos porque ellos mismos admitían que eran lentos respondiendo, que tenían muchísimo "trabajo" que hacer (y paveo ya de paso) y que no nos lo tomáramos con prisas. Claaaaaro... porque no nos hacía falta tener dinero, por poco que fuese, tan pronto como sea posible. Total, ellos tienen sus sueldos mensuales y sus nóminas...

"Qué decir de las obras que no se han anunciado, que ni siquiera pueden agarrarse a ello..." <<< jugarreta bien montada por parte de muchas editoriales. Así cuando hay problemas ellos no arruinan su reputación y tú no puedes decir con toda la tranquilidad del mundo "me he ido porque agotaron mi paciencia ya". Te dejan con el culo al aire sin posibilidad de defenderte. Aunque supongo que esto está en parte bien, porque nos ahorramos las guerras de Troya. La editorial no pierde reputación como editorial, ni tú pierdes reputación como autor (porque no todos te van a creer a tí y se pondrán de lado de la editorial).

Y abandonar, efectivamente, no es ningún fracaso. Es un TRIUNFO porque ya estás libre para dejar de perder el tiempo con incompetentes. Y si te esfuerzas creo que, a la más mínima, al final vas a terminar encontrando algo, y mucho mejor. Lo importante es no desistir. Búscate otros contactos, aprende inglés/francés y a probar suerte fuera... que creo que, tal y como están las cosas ahora mismo en España, es lo mejor que puedes hacer.

Pero en fin, qué mas os voy a decir que no sepáis. Me ha encantado especialmente esta entrada porque me he sentido TOTALMENTE identificada en un puñado de aspectos... es todo un consuelo saber que estas cosas no pasan porque no valgas o porque seas novato. Es porque has tenido la mala suerte de ir a parar a editoriales que se aprovechan de tu "inexperiencia" porque nunca antes has publicado. Se piensan que por hacerte el favor de publicarte ya tienen derecho a todo, aunque sean cuatro pavos y en contra de leyes nacionales.

XianNu 仙女 dijo...

Aihns, aunque se dice que "mal de muchos,consuelo de tontos"...más bien esto sirve para confirmarnos los unos a los otros que no es una situación "única", que no es que uno sea "especialito", es que estas boñigas caen a todos por igual, tanto dentro como fuera de España. X_D

Ero-Pinku , lo de Francia ya ha pasado mucho tiempo, y bueno, más o menos se asume a estas alturas... pero no deja de dar coraje ver a nuestro ex-editor, dirigiendo otros trabajos, y haciendo de guionistas de otras obras. A este tipo de personas y editoriales, la cara no se les cae de vergüenza porque parece que nunca la tuvieron. Pero lo dicho, gracias a esto, se aprende mucho,MUCHO.

Lehanan ,es lo que dicen, se ahorran marrones evitando anunciar las obras, porque pueden negarse. Pero los correos privados y demás están ahí como pruebas. Y da igual que seas novato o no, estas cosas se repiten una y otra vez, porque si no eres nuevo en la profesión, sí que te tachan como nuevo si estrenas editor, editorial... es una excusa que queda creible de primeras, pero llegado a tales puntos, para nada, ni ellos se las pueden creer.

¡Y eso que no creemos ser de las que peores lo han pasado en el sector!

Nana_Bid dijo...

Esta muy bien saberlo, así iremos mas preparados.
Sois fuertes chicas, sois un gran equipo! os admiro y loveo! y gracias por contarnos todo esto! va bien saberlo!

Lidime dijo...

Gracias por la entrada, me viene bien tenerlo en cuenta por si alguna vez me encuentro en alguna de estas situaciones ^-^.
La verdad es que antes no tenía muy claro como era la relación autor-editorial, pero últimamente me encuentro con un montón de autores que han tenido problemas varios (muchos los habéis mencionado aquí) y eso me de un poco de miedo de cara al futuro. Espero tener suerte y si alguna editorial apuesta por mí, no se aprovechen por ser novata.
Por eso veo bien que publiquéis entradas como esta, donde darnos a los novatos algunos consejos para que no tengamos que aprender a palos.

¡¡Gracias y un besazo apañás!! ^-^

XianNu 仙女 dijo...

Un placer,chicas. Si todo va bien,no os encontrareis ante las cosas explicadas,que sería lo ideal. Pero si empezais a notar que se asemeja en algo...ya estais avisados para saber mejor cómo actuar al respecto. :)

Deirdre dijo...

No soy dibujante, y es una pena porque podría haber dibujado a todos mis personajes roleros y hacer cómics guarros en vez de relatos... volviendo al tema. Lo del contrato que comentáis es muy importante y hay gente que no lo sabe pero si dejan de pagarte tú no puedes dejar de trabajar o te vas sin nada y sin razón para quejarte delante de un juez. Lo digo por experiencia, seis meses currando sin ver un puto duro hasta que nos echaron y fue entonces cuando pudimos hacer algo, lamentablemente el mercado laboral no mira por el trabajador sino por la empresa.

XianNu 仙女 dijo...

Puedes,los contratos para crear obras son mercantiles (al menos,por lo general),y te permiten escapar si no has cobrado ningún dinero (o si lo has cobrado, lo dicho, en el peor de los casos, lo devuelves y te limpias las manos completamente de cualquier obligación). No será lo mismo si estás contratado cobrando tu mensualidad en la empresa,pero si eres autónomo, sí que puedes escapar. Sin contar que a ninguna editorial le rentará meterse en pleitos por algo de esta "envergadura", que para ellos,es nula en tre sus miles de publicaciones, y la ausencia de un autor se las suele refanflinflar. X333

Tambien muchos de los que te la juegan están en el extranjero,y saben que no les vas a denunciar porque te sale más caro los costes de interponer la denuncia a su país que lo que cobrarías...y por esa misma regla, a ellos no les renta denunciarte a ti por abandonar un trabajo.

Esto en base a nuestros conocimientos en el sector, que son limitados. ^_^U

sumire dijo...

Muchas gracias por esta maravillosa entrada ^^

GENocideFJS dijo...

Muy interesante, es bueno conocer estos entresijos.
En otros ámbitos laborales te la pueden jugar de forma muy parecida, trabajando como autónomos para otra empresa más grande, por ejemplo, en ese momento en el que se realiza una incuestionable extorsión al decir que hasta que no termines "x" no cobrarás "y", cuando x e y no tienen nada que ver, cuando tú has establecido esa relación comercial en relación a una cosa y te empiezan a pedir otra distinta y se establecen relaciones extrañas e ilógicas entre objetivos que no tienen nada que ver.

Algunos jefes abrigan en que en ciertas condiciones (como trabajar como autónomo para alguien) a la hora de jugártela no vas a poder aferrarte a nada legalmente como el trabajador que tienen bajo un contrato.
Hay jefes que llega a confundir trabajo con servidumbre, trabajadores que bien porque han menoscabado su amor propio se llegan a ver así mismos como siervos, y entre muchos otros casos gente que se ve tan acorralada que efectivamente como reza el título de la entrada se siente forzado a tragar. Y cuando una persona traga porque se siente acorralada podemos hablar de un gran paso atrás para la humanidad.

Espero que no volváis a tener problemas como algunos que contáis y por si alguna vez se trabaja en este sector, me considero sobre aviso.

Jane Lasso dijo...

Excelente entrada lo estoy compartiendo con mis amistades que ya son autores de cómics y sé que lo que dicen es la pura verdad.

XianNu 仙女 dijo...

Exactamente lo que dices, Genocide . Al fin y al cabo, cuando eres autor, eres autónomo, y pasa mucho lo de "me debes la vida y fidelidad absoluta por este trabajo, lámeme los pies y da gracias por ello". Y por desgracia son muchos los que acaban creyendolo y con la autoestima por los suelos (y el sueldo sin nunca cobrarlo). Pero bueno, de todo se aprende, y hemos procurado con esto avisaros a los aspirantes, pues aunque no pasa por defecto, sí que es algo normal en este sector.

¡¡Gracias,Sumire y Jane!! ^^

Calistina dijo...

Yo no soy dibujante ni guionista, pero en mi trabajo se pueden aplicar el 99% de las cosas que explicáis; el otro 1% es sobre dibujo, así que eso no.
Por amor al arte ni se come ni se pagan facturas y el no dejarse pisar es una gran premisa.
Y obviamente el fuerte (la editorial en vuestro caso, el director en el mío) tiene la última palabra pero NO la única; si algo no está bien (no se cobra, se cobra tarde...) cada cual sabrá lo que tiene que hacer y hay que perder el miedo al despido (ya se que en estos tiempos es lo que más cuesta, todo está muy jodido) en favor de nuestra salud.
Ya paro de politizar.
Gran entrada y crece mi admiración por vosotras y vuestro trabajo. Muchos lovius <3

Stefanie Salomon dijo...

Muchas gracias por escribir tanto para aconsejarnos a todos >/ 3 <

Es triste ver que hay quien olvida que el respeto es fundamental para un negocio o la convivencia en general ·_·

La bienvenida a AT-Studio en el mundillo del cómic fue una mezcla de todo esto, y no supimos en un principio cómo reaccionar... pero es verdad que es vital contactar con los compañeros y ver si sufren el mismo tipo de trato para decidir qué hacer. A nosotras nos hizo mucho bien y nos dimos cuenta de que era una situación insostenible >_>

Y eso, que muchas thankius...<3